21 de mayo de 2015

Cosas que odio de ti


Que pongas el despertador a las siete de la mañana y suene a las siete.
Y a las siete y cinco.
Y a y diez.
Y no te levantes.

Que te dejes abiertos todos los cajones.
Las puertas a entre medias,
Que pongas esa cara.
Ya sabes qué cara.
Como si fueras más lista que yo.

Que seas más lista que yo.
Que amanezcas en mi lado de la cama.
Que no amanezcas en mi lado de la cama.
Que te mande al carajo y no te vayas.

Odio tu optimismo. Tu estúpida sonrisa. Tus tres barrigas de la felicidad.
Odio tu parte izquierda del cerebro y su eficacia.
Odio a Xena, la princesa guerrera. Seguro que es tu Coach. Tu personal Trainig.
Odio tu boca. Porque habla y no es, nada Nerudiense.
Odio el acento que le pones a la den de que me den.
Odio tu todo.

Te odio. Te odio. Te odio.

Que me tengas así. Preguntándome si a veces no seré, para ti,
tan
poca

cosa.


20 de mayo de 2015

37 veces 37


Écoutez-moi:
hay que pintar de cal la casa,
hay que avisar al cura y podar la piedra de molino.
La alberca está llena de moscas flotando boca arriba.
Parece un fin del mundo
-acaba de pasar el hombre del trineo-; pero sólo es el principio de algo.



19 de mayo de 2015

Sr Presidente


Lo que nos hace libres, Sr presidente, es querer levantarnos con esa persona desde hace veinte años al lado. Al lado de verdad. Usted no estuvo en el entierro de mi padre Sr presidente. Ni vio soplar las velas a Judith. Ni colgó las lamparas del pasillo. Lo que nos hace libres es bajar al kiosko de la esquina a por pipas de calabaza y encender la tele y ver una película. De vaqueros. De cuando las grandes praderas estaban habitadas por enormes manadas de búfalos y las cosas se arreglaban a hostias en una cantina y luego, te tomabas dos cervezas. Y a cada uno lo suyo. Lo que nos hace libres es ir a mirar escaparates Sr presidente. Aunque no compremos nada. Lo que nos hace libres es soñar.
Y yo no digo- líbreme el dios que cada uno considere oportuno- que usted tenga la culpa- Digo que soy un pájaro. Que tengo un nido que criar, y un día, enseñar a volar a esos pichones, a surcar entre los árboles el viento, a buscar mosquitos y a, sobre todo, tener los ojos muy abiertos. Porque en el cielo hay halcones. Y en el suelo serpientes. Y en algún sitio, jaulas. Yo no digo, Sr presidente que me baje la luna. Digo que la deje donde está. Que la luna es de todos. Que un día-pasará como todo lo que tiene que pasar- llamaré al timbre de su puerta porque todo este ruido, no me deja dormir.  



13 de mayo de 2015

Política interior



Error nº 1: quise besarla.
Error nº 2: la besé.
P.D.(post dat): soy hombre muerto.

Y todo porque soy fontanero.
Porque mi padre era fontanero.
No sé que era mi abuelo. Era mi abuelo. Me sentaba en sus rodillas.

Y todo porque ella es un suicidio.
Porque su padre es senador.
Porque su abuelo fue senador.

Sólo tenía que arreglar un grifo:
“Me llamo Belinda”.
Y hablamos del tiempo. Y de Sorolla. Un pintor valenciano.

Me dio su teléfono:
313 esto no puede estar pasando.
“Iré sin Kevin Costner”, me dijo, y quedamos a las siete.

A las siete y dos cafés,
probé su boca en algún callejón de Detroit, hora oficial.
Tenía nueve dolares y treinta centavos.

Al día siguiente alguien me dijo, vamos,
a dar un paseo.

Lo último que recuerdo, es que había merecido la pena.





12 de mayo de 2015

Modo Crazy


-Debo tener amnesia primaveral o...siempre estoy cansado y...

-Lo que tienes es que terminar de comerte lo que queda en el plato papá. Y 83 años. Eso es lo que tienes. Y se dice astenia.

-No me gustan los macarrones.

-¿Desde cuándo?

-Desde hace media hora. Tu madre hacía mejor de comer.

-Un día te voy a meter en una residencia ¿sabes?

-Me da igual.

-¿Y hoy qué te pasa? Tómate la pastilla. Esa no. Primero la azul. Que esa no. La azul.

-Me quiero morir. Eso me pasa. Que no quiero que me limpies más el culo.

-Pues si te quieres morir no te tomes la azul. Y a mañana no llegas.

-Pero es que mañana tengo dominó con estos. ¿Dónde está mi nieta?

-En la biblioteca.

-Se viste muy corto.

-Tiene 13 años.

-Y seguro que fuma. Quiero ir al baño.

-¿Otra vez?

-Y quiero que me entierren con mi traje de rayas.

-Hoy es el día. ¿Verdad? Como te aburres...

-Hija...

-¿Qué?

-Hoy hace cuatro años.

-Ya lo sé papá.

-¿Sabes lo que más hecho de menos?

-¿Sus macarrones?


-Y las espinacas con garbanzos.