25 de mayo de 2016

Cabo cañaveral


S scierras uy guerte ps pjos y puemsanen algi,
ovutte.

Un momento, que me pongo las gafas.

Que si cierras muy fuerte los ojos-decía-,
ocurre.

He puesto un cassette de Police.
Police es un grupo.
De música.
Un cassette es...da igual.

Yo pienso en bragas.
Todo el tiempo.
Con algo dentro claro.
Algo como tú que quepa en un bolsillo.

Y de tanto pensar me da hambre.
Y te como.
Y tú te dejas. Dos veces.

Cómo echo de menos un cigarro.

23 de mayo de 2016

La profecía


Si le preguntas a los pájaros qué somos,
piarán que los mismos de ayer. Los mismos tontos.
Los de la misma hora debajo del mismo paraguas
y un coro detrás de mandolinas
y esa cosa en la cara: ;)
y
el ámbar de los ojos.

Si le preguntas a esa piedra,
te escupirá a la cara que no sabes perder.
Que si otra vez.
Que si nunca te rindes, joder.
Que si no hay más piedras.
Joder.
Nos mirará a los ojos.
Muy fijamente. Y aunque no diga nada
-como el sargento de Oficial y Caballero-,
se sentirá orgullosa de nosotros.

Si vas al mar-no vayas-, si vas,
al mar y le preguntas que qué
que qué cosa somos
-no vayas-, qué delirio
que aritmético caos
delicioso
y
magnífico,
te lamerá los pies, y nunca volverás.

Si le preguntas a un árbol dirá que no le importa.

Si preguntas, no sé, en Roma por ejemplo
a cualquier transeúnte , dirán
que cuenta la leyenda...


22 de mayo de 2016

Todos los inviernos


...eso que hay
tibio en las manos, creo,
cuando doblas calzoncillos
hasta que están perfectos como pajaritas de papel.


21 de mayo de 2016

Monstruos



Y entre mis próximos proyectos:
construir un parque temático en tu ombligo.
Con toboganes y columpios y una noria y un tren de la escoba y puestos de salchichas y de nubes de azúcar y tiovivos y en el medio un circo con leones
y trapecios y payasos y a la luz de la luna, una tómbola,
donde siempre toque el sí de una margarita.

Y quiero besos y caricias y pellizcos y arañazos y cosquillas y ramos
de pestañas susurrándome al oído:“Te wstruharua...
(No sé. Pero debe ser algo tremendo, porque
sólo de pensarlo,
me quedo sin sangre en el cerebro y, joder,
se me pone tan dura que podría partir por la mitad
este ladrillo)...te wstruharua hasta que te cayeras a trozos”

Ya escucho los aplausos.


18 de mayo de 2016

Debussy


Y entonces, camino.

Encendería un cigarrillo; pero lo estoy dejando.

Camino y veo brillar las chimeneas de aluminio en los tejados
como brillaba el sol aquel en aquel agua mía del verano-aquel-
formando,
constelaciones que nunca vi en el cielo
justo a esa hora de la tarde.
Era mi mar y al fin y al cabo, allí aprendí a esperarte.

Camino y los pájaros. Siempre invisibles.