12 de febrero de 2010

Papafrita

Hoy el cielo brilla más que un blog con glitters.
Qué vacilón
que llevo.

Mear encima de una margarita
sin nadie a donde ir
ni que me espere.

Me paro ante una estatua
-“Suelta el jarrón y baila, guapa”-
y vomito apoyando la cabeza en una teta.

Quiero llorar.
Morirme.
Y otro porro.

Esto no es vida
será otra cosa.
Qué asco. Mañana, cambio.

Y entonces de repente ¡Hostia!
¡Un hada!
Pa cagarse.

“Soy tu hada del parque
y voy a concederte
tres deseos”

Quiero llorar.
Morirme.
Y otro porro.