14 de mayo de 2010

Arcana y el viento


Para descifrar una factura Vodafone
ya tengo a Indiana Jones,
a Hércules Poirot para indagar
dónde está el otro calcetín,
¿Italia?: en los cajones
-si lo dice mi madre ...-
pero ¿y de ti?,
¿qué sé de ti si ni la N.A.S.A,
ni Nostradamus; la bruja Lola,
se atreven a augurarte?

Sé que si dices que sí sí es que no y viceversa
que si no dices nada nada es todo o cualquier cosa
que no te gusta el fútbol, pero los goles
los marcas tú,
cuando sales de la ducha con tacones.
Sé que a las cuatro de la tarde eres morena
y a las siete y media rubia y me falta medio kilo de cartera.
Sé por el ticket de la compra, que existe el chocolate,
los Lacasitos,
el queso Brie.

Eres y no, depende, mía dices,
qué bien, como una Bonoloto, un trébol,
oh, un trébol,
qué suerte tengo, dices, y luego, desapareces,
abracadabra, plof, y todo lo que queda entre mis manos,
es como el viento que mueve las cortinas.