12 de mayo de 2010

Species


-¿Me estás mirando las tetas?

-No.

-¿No? Pero coño, mírate tío, yo no he visto más poca vergüenza en mi vida, vamos, voy a llamar a seguridad y te vas a cagar, coño, pero deja de mirarme las tetas, ¿sabes qué te digo? Que te va a envolver el paquete éste un guardia, yo no desde luego, pero bueno …

-Es que...

-¿Que qué?

-Tengo esto. Siempre lo llevo encima. Por si me pasa. Mira. ¿Ves?

-Te estás quedando conmigo. Flipo.

-Está firmado. Y ese es el sello. Y mi foto. ¿Me envuelves el paquete? Tengo un poco de prisa.

-¡Martaaaaaaaa! ¡Ven!

Tap tap tap tap …¿Qué pasa? “Coño Beatriz, ese tío te está mirando las tetas que no veas, joder, pero mira, qué cara más rara. ¿Llamo a Felipe o qué?”.

-No no. Mira. Y firmado. Qué pasada.

-¡Coño! Uy, perdón, usted. Esto lo tiene que ver Pili. ¿La llamo?

-Está en la tercera. Y que se lo diga a Julia. Perdona Marta … ¿Te gusta así el lacito? Si quieres tengo de otros colores.

-No. Así está bien. ¿Falta mucho?

-No no, ya casi esta.

-Perdona por lo de las tetas, yo … es que …

-Qué va qué va, tranquilo, perdóname tú a mí, nada nada, si será por tetas.

-¡Ya estoy aquí! A verlo, déjame sitio Marta, que no veo.

-Es que yo estaba antes guapa. ¿Y Julia, no viene?

-Ya baja. Está al teléfono con Marga y Marga con la de recepción.

-¿Y quién va a recepcionar o lo que sea?

-¿ Y a mí que me cuentas? Joder, el tío es que ni pestañea oye, qué fijación.

-Yo creo que es un profesional, fíjate.

-Qué va; si le sale del alma, ¿no lo ves?

-Oye, y digo yo, Beatriz, que las demás también tenemos tetas, ¿sabes?, no es por nada.

-Ya, pero me está mirando a-mí. Así que tú misma. Es lo que hay.

-Pero qué zorra eres, Beatriz.

-Zorra tu madre guapa, y si no, no haberme cambiado el turno.

-Oye, perdona, es que me tengo que ir. Me devuelves el carnet si eso y me llevo el paquete así, que está muy chulo con el lacito y todo, no sabes cuánto te lo agradezco.

-Uy, mira, qué tonta que soy lo que acabo de hacer, que se me ha desliado todo, en qué estaré pesando, ahora voy a tener que empezar otra vez, no sabes cómo lo siento.

-Es que verás, que me tengo que ir … ¿y este señor?

-Felipe, de seguridad, pero no es por ti ni nada, es que pasaba por aquí, ni caso.

-Pasaba por aquí no, coño, es que nunca me contáis nada. ¿Me dejas verlo? Jooooooder. Y firmado.

-¿A que es una pasada? Eso le estaba diciendo a ésta, vamos, que si lo llego a saber le va a cambiar el turno su padre.

-Y el tío es que ni pestañea, qué habilidad. ¿Y habla?

-Poco. Pa mí que es un profesional.

-Qué pesada. Tú es que no te crees nunca nada hija.

-¿Me devuelves el carnet?

-Es que viene mi jefe para acá, un momentito ¿vale? No tarda nada. ¿Viene o no viene, Pili?

-A ver. ¿Qué pasa aquí? Hay una cola en recepción de cojones y …

-Hablando de Roma …

-Mire, mire don usted.

-Y firmado. Increíble. Coño, Felipe, ¿y cómo no se me avisa a mí de estas cosas?

-Oiga que yo …

-Nada, nada, excusas, como de costumbre. Qué dedicación, ni pestañea, un profesional como la copa de un pino, sí señor.

-Lo que yo decía. No, si es que soy tonta, pues no seré tan tonta.

-Oigan, los de atrás, a ver si hacemos sitio. Felipe, haga algo, que para eso cobra, aquí todo el mundo cobra. Y usted Beatriz, hija mía, muy bien, pero que muy bien.

-Oiga, ¿los servicios?, es que el niño se hace pis.

-Y yo qué sé señora, acabo de llegar y como no hay nadie en ningún mostrador, pues digo, a ver qué pasa ahí.

-Pues aquí no se puede fumar. ¿No ha visto el cartelito? No es que me importe, mi marido fuma; pero en las tiendas es que no se puede. ¿Y está firmado dicen? Como desde aquí no se ve.

-Y con su foto.

-¿Y es guapo?

-No sé, tampoco le veo, pero antes me ha dicho un operario que ni pestañea.

-Es verdad, que yo lo he visto. Y eso que no me he traído las gafas. Lo ves y no te lo crees. ¿Y el niño qué edad tiene?

-Pero si ha llegado después que yo buena mujer.

-¿Me está llamando vieja? Que yo sé lo que he visto oiga. A ver si vamos a tener que llamar a un guardia.

-Yo tengo un primo guardia, si quieren ...

-Felipe, es que todo se le va de las manos, cierre ahora mismo las puertas porque esto es un desmadre y aquí nadie compra nada, pero ya.

-¿Falta mucho? Es que me tengo que ir. No le pongas ni lacito ni nada.

-Ya casi termino, quieres, ¿un vasito de agua?

-Oiga, ¿usted no tenía un primo guardia? Es que se ha desmayado una señora, del calor, y digo, pues este señor creo que le he oído decir que tenía …

-Ya viene una ambulancia, le he dicho a mi Manolo que llame, tú llama, y él, que no Mercedes, que eso es un mareo, pero yo de mareos entiendo, que el Manolo me ha preñado siete veces, tú llama, le digo, que de un mareo no te muerdes la lengua.

-¡A ver si no empujaaaaaaaaaaaamos!

-¡Un Seat León gris plateado matricula tal y tal y tal en doble filaaaaaaa!

-¡Mío mío!

-Oye, que, me tengo que ir, y, mira, ahí hay un guardia, como antes dijiste que los guardias envolvían paquetes y eso , pues …

-Me da igual señora, yo sólo cumplo órdenes, a mí me han llamado, qué quiere que le diga, ni pitos ni flautas. Que no, señora, que para renovar tiene usted que ir a comisaría y hacer cola.

-Que se ha muerto, dicen, un infarto. Pobrecita. Del calor. Si es que aquí no se cabe.

-Me cago en la grúa.

-No, yo verlo no lo he visto, pero dicen que ni pestañea el tío, cuatro horas que lleva. Yo me he traído un bocadillo. Por si acaso. Y una radio para escuchar el partido.

-A lo mejor es falso.

-Qué va, qué va, si está firmado y todo, y además, que el tío es un profesional, se nota.

-¿Pero no dices que no le has visto?

-Tampoco he visto un billete de quinientos. Coño, un cura.

-Es que a una le ha dado un infarto.

-Felipe, yo no sé, pero esto va a ser culpa de alguien, no quiero señalar.

-Del gobierno jefe, que yo no cobro tanto.

-Un milagro hija, deberías sentirte afortunada, tocada por la mano del mismísimo Señor, yo, que soy cura desde hace muchos años, ¿Beatriz te llamabas no?, en fin, un milagro, mírale, ni pestañea.

-¿Y al cura quién lo ha dejado pasar, Felipe? A ver si estamos en lo que estamos o esto es un desconcierto.

-Al servicio ni vayas, no veas qué atasco. Pues que mee en una maceta el niño Consuelo, mira aquél, que no le va a pasar nada, que te digo que la cola da la vuelta. Que sí Consuelo, que ya sé que son de plástico. Coño mira, los de la tele.

“A rebosar... Lo cierto es que en los almacenes no cabe un alfiler, en este momento nuestros compañeros están intentando acceder a la zona en concreto. ¿Tenemos imágenes? Al parecer está siendo bastante complicado. Mientras hacemos todo lo que está en nuestras manos para establecer la conexión con la unida móvil … bien, parece que ...efectivamente, nuestra compañera Ana se acerca al mostrador de atención al cliente, ahí está, como ya les habíamos adelantado se trata de un joven ...incluso los bomberos que … y … más de siete horas ya ...no han podido hacer nada para reanimar a la señora ...un primer plano donde, como podemos observar, ni siquiera pestañea ...”

-Mamá, dale volumen. Mamá, Ricky me está tirando bolitas en la sopa.

-Ricky, a la cama.

-Pero si yo no he hecho nada.

-A la cama. ¡Vecinaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa! ¡Pon la tres!

-¿La quéeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee! ¡Es que está el Ramón viendo el partidooooooo!
Ramón que dice la Puri que en la tres hay uno que …

-¿Cuñado? ¿Pepe, Pepe? Pon la tres. Pues te grabas el partido coño. No sé, la vecina, que le ha dicho a mi mujer que …

-¡Coño Pepe, cuánto tiempo cabrón! Como ya no quieres nada con los amigos. Bien bien, ya sabes, aquí en Londres siempre hace un tiempo de la mierda, pero bueno, ¿y los niños qué? ¿Que qué? ¿Qué página dices? Ah, vale, vale, espera, que me conecto …hijo puta …

-Te paso el link Guille, una pasada, es que ni pestañea, trece horas, no sé, me acaba de llamar Pepe desde ... No, no llueve. ¿Que está nevando? No me extraña, y con todos esos icebergs por ahí, qué frío, si bueno, fiordos, qué más da.