17 de junio de 2010

Aliens vs Predator


Me agarra de los huevos así, como quien coge del árbol, una manzana y va y me dice, ¿qué parte no entiendes de estoy loca, de soy una mujer, de te deseo?, mientras aprieta en su puño mi poema, y esférico, lo encesta en la ventana que da al aparcamiento.
Se titulaba “Eres tan hermosa”, y hablaba, del Universo, y todas esas cosas.

Siempre que me mete el dedo en el culo, se me saltan las lágrimas.
Me encanta y me duele, como toda ella.
Cómeme, me dice, pero no cómeme como se come una sandía, si no un lobo las tripas de una oveja, como se come la luz una tormenta, la suela de zapato un largo viaje, del que tal vez nunca se vuelva, abierta, dice, déjame abierta sin cerrar, que me sienta una herida y que nunca cicatrice, “mira dónde tengo el Universo”, va y me dice, y me mete la mano en las bragas y la deja resbalar y me hago un Byrdie, de un Draw y el dedo se me cuela y Hocus Pocus Focus: desaperece. “Otro”, me dice, y hago el signo de la paz y se lo meto por el coño, porque se dice coño, no se dice me dice, la cosita, ni eso, no se dice: “¿cariño, te hago daño?”. Hazme daño. Haz con la mano el saludo, de la Enterprise, y me lo clavas hasta que te odie de verdad, yo, que te amo tanto, yo que sé cómo te gustan las croquetas, que te arreglo el cajón de los zapatos, que te encuentro las cosas que tu pierdes, ¿de qué te acuerdas tú? ¿Te acuerdas de llamarme, ahora por mi nombre?.
Y la llamo y dice Sí, Sí, Sí, yo soy tu guarra, tuya porque soy de las que más la que más y porque soy, “esto que ves”, y se arrodilla como un girasol a la caída de la tarde y se mete en la boca todo lo que soy capaz de ser de polla, y me escupe y se muerde los labios como si fuera, la mujer más feliz del mundo, y yo grito, porque si no grito me clava más las uñas en el culo y las arrastra hasta las piernas, dejando un surco que se llena de sudor y que me escuece, claro que grito, grito como un gran hijo de puta, y la azoto con mi rabo de lagarto hasta que dice fóllame, si me quieres fóllame, fóllame como si ya no me quisieras, arráncame de mí, sácame esto...

Lo demás, son tonterías.