5 de agosto de 2010

Volumen


“Ahora que estoy roto que se rompa todo.
Y si soy, cascabel, que se ilumine,
que todo me obedezca,
y entre mis manos como barro tome forma”.

Eso era antes,
de que yo fuera mundo,
y alguien, con las manos,
me diera forma de campana,
o cruz sobre colina,
a su antojo.

Todo es sin nosotros.