25 de octubre de 2010

Lalarí lalará


-¿Y tú qué hiciste?

-Me quité las bragas.

-Sin saber ni su nombre, hala, así, con dos cojones. Sí señor: esa es mi Sonia.

-Te digo que cuando lo veas, lo vas a flipar.

-O sea....no, o sea no. Que estás gilipollas vamos. Que conoces a un tío subiendo el ascensor, y cuando llegas al octavo llevas las bragas por el suelo. Y lo demás ni me lo cuentes. Y has quedado con él a las cinco. Guay. Eres una crack. Yo a tu lado soy una mierda vamos. A mí Manolo se me pone en pelotas en un ascensor y le meto una hostia que alucinas.

-A las cinco y media.

-Lo de que no me lo cuentes era broma. Me lo cuentas.

-No me creerías. Pa qué. Tienes que verlo.

-Y una mierda.

-Vale. Yo te lo cuento. Pero no te lo vas a creer.
Resulta que venía yo del súper y …-diez minutos más tarde-...¿no vas a decir nada?

-¿Em?

-Haces mala cara.

-¿Y en serio te hizo eso?

-Con el dedo gordo.

-Cuéntamelo otra vez.

-Resulta que venía yo del súper y...