22 de octubre de 2010

Mother liquid love


-¿Está muerta?

-No sé. Tócala.

-Tócala tú. ¿Cuántos litros de sangre tiene una mamá?

-No sé. Cuarenta creo. Un montón. Voy por acuarelas.

-¿Para qué?

-La voy a pintar. Le voy a pintar mariposas en la cara. Y los labios con rojo y los ojos con verde y las uñas con rosa y...azul no tengo. Siempre me gastas el azul. Cuando mamá se despierte se lo voy a decir. Que siempre me gastas el azul.

-A lo mejor no se despierta.

-¿Y qué vamos a comer? Yo tengo hambre.

-Podemos llamar a papá.

-¿Qué es un papá?

-¿No te acuerdas?

-No sé. ¿Sabe hacer tartas? ¿Y contar cuentos? Mamá sabe.

-No se mueve. La aguja grande está en la diez y la pequeña en las nueve y no se mueve, y cuando la aguja grande está en las diez y la pequeña en las nueve siempre está poniendo la mesa. Y luego comemos. Y más luego nos pone el pijama y tenemos que lavarnos los dientes.

-¿Si hoy no comemos también tenemos que lavarnos los dientes?


No hay comentarios:

Publicar un comentario