16 de febrero de 2011

Crisálidas


Nos, que hemos amadonos conforme
a la ley exquisita de la carne,
Nos que nos, hemos destrozado las costillas con martillos
de abrazos anaconda,
que hemos crujido como buques,
besado a bocarropa,
latido a quemajarro,
pum pum,
pum pum como tambores africanos, Nos,
la guarra del averno,
el rabo de lagarto,
nos hemos convertido,
forjados por el tiempo,
en cosecha.