11 de julio de 2011

Incluso


Si en vez de lengua ella tuviera dentro de la boca
una cucaracha, sería horrible, toda ella, sería horrible y no,
podrías jamás acostumbrarte a algo como eso y
la abandonarías a su suerte,
después de todo
este
tiempo.

No se dejan las cosas tiradas por el suelo.

Yo he nadado los cien metros libres en pozos de auténtica mierda.
He fumado colillas.
Me he muerto.

Cuando vuelvas llorando a recogerla, ya no estará en los cubos de basura.