22 de octubre de 2011

El óxido


En algún lugar del mundo ahora,
hay un caballo mordiéndole los brazos a una niña de seis años.
Una secretaria cayendo desde un puente sobre un pez.
Una olla hirviendo carne de cordero.
Un ciego masturbándose con la oreja pegada a la pared.
Una bolsa de plástico vacía bailando minué por los rincones.
En algún lugar un mustang mata un ciervo.
Alguien se mea encima.
Se derrumba un edificio.
Se dan el primer beso.
Florece la primera semilla de un cáncer de pulmón.
Una bala cruza el aire silbando una canción
O amanece, esa cosa que pasa cuando el sol...

Todo pasa.
Pasan estos ciclones que tengo en las costillas
y me roban el aire y me quitan la risa, y uno sin risa,
no vale ni su sombra.
Pasa que a veces somos gatos, dentro de ovillos.

Y un día te amanece.
Porque siempre amanece.
Contigo o sin ti.