4 de junio de 2012

Canalla


Sí, es verdad, tengo problemas.
Pero son míos.

La he mandado al carajo.
Se ha ido.

He buscado en el mercadona.
En la peluquería.
Debajo de la cama.

Cinco minutos, y ya se me sale el corazón.

Cada paso que escucho subir las escaleras
es como una pelotita de pin pon.
Las llaves el nic ñic el plom, y vuelvo a respirar.
Le pido perdón.
Se calla.
¿Eso es que sí o que no?
¿La beso?
¿No la beso?

Soy un cabrón.
Es la persona más bonita del mundo y yo,
sólo soy yo.