31 de julio de 2012

¿De qué color uso hoy las pinzas de la ropa?


Quiero tener contigo muchos hijos con el síndrome de Down.
Hijos felices, que no se vayan nunca, quiero
morder la cabeza de los pájaros contigo y un paisaje,
de rocas lunares.
Sentarme, contigo, frente al ventilador
y jugarnos la ropa a ver quién tiene más
tiempo la lengua entre las aspas.
Subir al tejado; tumbarme en la hiedra, y contar estrellas.
Estrellas contigo.
Quiero tu hígado palpitando en mi plato.
Dejar por un momento de ser civilizado
y hacerme un doggystyle contigo en plena calle.
Quiero tu dedo calibre 33 encañonándome las cejas:
“Si te mueres te mato”,
y tu cara de culo quitándome el cigarro.
Quiero que nieve el polvo de los años.
Sábanas blancas con bordados que imiten salamandras,
y un horizonte limpio,
donde pueda morir decentemente,
contigo de la mano.