28 de septiembre de 2012

Beso número uno


-¿Quieres que te haga una mamadita?

-No, hoy no, déjalo.

-Te has vuelto a poner triste. Yo creo que naciste triste, como yo nací puta.

-Tú eres puta porque te da la gana.

-Como tú, porque te da la gana.

-¿Nunca estás triste, Concha?

Concha no tiene un corazón, si no muchos, y todos, son enormes.

-La vida- dice Concha jugando con mi pelo-, cachorro mío, es bonita y es fea y es emocionante y aburrida y caliente y fría y pasa y no pasa y cuando quieres no es y cuando es no quieres y al final, después de tantos años de puta, lo único que sé-Concha me da un beso en la frente, un beso largo y tibio, un beso cierto, honrado, un beso de puta-, es que un día, la vida se acaba.