15 de octubre de 2012

Tribus


Me llamo Queka. Soy lesbiana.
Tengo una hija. Se llama Claire y no es lesbiana.
Marta es mi mujer. También es mamá de Claire.
El papá de Claire, antes de ser el papá de Claire, era nuestro mejor amigo, ahora, es nuestro mejor amigo y el papá de Claire. Es gay. Se llama Tommy.
Tommy tiene un novio, Alexander, y Alexander tiene un perro: Señor Carter.
Vivimos todos juntos. Pase lo que pase.
Porque yo amo a mi hija y mi hija me necesita, pero también necesita a Marta, porque también es su mamá, su mamá Marta. Tommy no quiere estar lejos de Claire, porque también es su hija, y Claire, adora a su padre. Su padre, sin Alexander, no es nada, una mariquita sosa y aburrida. Al señor Carter le gusta ver la tele tirado en el sofá, y comerse los zapatos.

Además de lesbiana, soy ilustradora de libros infantiles, y me encanta regar las plantas y ver pasar las nubes. A veces, Marta y yo estamos horas así, viendo pasar las nubes.
El papá de Claire es peluquero. Hace cosas raras en la cabeza. Le quiero tanto … Y Alexander le sienta muy bien a Tommy. Alexander cambia de color de pelo cada semana, si Tommy está inspirado, cada día.
Marta es profesora. De Lengua. Sabe contar Blanca nieves hacia atrás y el nombre de Dios en ciento treinta y siete idiomas. Con la lengua, también sabe hacerme latín.
Claire estudia. Poco. Menos mal que Marta es profesora.

Ayer fue su cumpleaños, el de Claire digo. Le hicimos una tarta. De fresa y chocolate, con once velitas encima. Alexander, con una manga pastelera, dibujó “Te queremos princesa”, encima de la tarta. Señor Carter miraba la tarta. Señor Carter malo.

Lloré. Marta también. Y Alexander. Tommy daba pena, y un poco de.... Es que Tommy es tan Tommy.
Claire pidió un deseo. Con los ojos cerrados. En realidad, todos teníamos los ojos cerrados.