22 de diciembre de 2012

Cada vez que pasaba, sonaban trompetas


Yo que tenía en las manos todo el amor del mundo,
y ahora le ladro a las princesas.

Me gusta la luz del frigorífico.

El cielo es azul.
Mi madre por ejemplo era más puta que una plancha.
Tu y yo, tuvimos mala suerte. Muy mala suerte.
Las cosas son así. Cabalgas y cabalgas, y un día,
se muere tu caballo.

Me gusta la caída de la tarde.