1 de febrero de 2013

Cada vez


Si tú te vas
-te vas de irte,
de tierra encima-,
¿qué significo si contigo se me irá el apetito,
de vivir?
Seré como un nenúfar
rodeado de agua en el estanque de los patos.
Un zapato sin otro;
una pelota de playa desinflada,
otra cosa,
sin alas como ahora para alzarte del suelo
siempre que bailamos, ya sabes qué canción.
Una mancha en la ropa.
Un ex de todo.
Si tú te vas, si tú, desapareces,
se irán contigo tus pasos de gaviota,
tu risa de cueva, la tormenta en tu pelo, el brillo de tus ojos...
Todo lo que me importa, se irá contigo para siempre.

¿Me quedaré aquí, escupiendo paquetes de tabaco?
¿Me aplastarán las horas como a un simple gusano?
Moriré en la ventana, de viejo, esperando a que llegues del trabajo.
Un día, y otro, y así hasta el hueso,
hasta el final.

Porque te había prometido una palabra de once letras,
que nunca me dio tiempo de acabar.

Chet Baker