12 de febrero de 2013

En


No me siento solo solo: me siento mío.
No se me cae la casa encima. Me abraza.
Me protege del sol; del frío; de la lluvia...
No pienso en ti continuamente:
te limpio el polvo, como a todos las fotos del salón.
Como riego las plantas.
Como coso un botón.
Como si.

Pero si tuviera que llevarme tres cosas a una isla,
no lo dudaría: tabaco, un mechero,
y ese día.
Te morías de ganas.
Me temblaban las manos.
Saber que el primer beso,
iba a ser bajo el tallo de una luz amarilla, mientras pasaba el camión de la basura.
Cuarenta y tres segundos.
Tu lombriz escorándose en mi quilla.
Los nudos.
El sabor a papaya.
El hábito.
E=mc2.
Como una droga.
Como el veneno.
Como no haber probado nunca un caramelo.