11 de marzo de 2013

¿CDC?, punto y final.


-Abuelita...quiero sentarme contigo en el sofá y ver fotos de papá y mamá.

-Si ya las hemos visto todas.

-Y quiero palomitas. ¿Sí abuelita sí sí sí? ¿Me lo prometes?

-Anda, ve a por la caja de zapatos que hay en el cajón de mi ropero y yo voy a la cocina.

-Abuelitaaaaaaaaaaa. No la encuentro.

-En el segundo cajón.

-“El segundo...el segundo...” ¿¡¡¡El segundo por arriba o el segundo por debajo!!!?

-Aquí cariño. Este. Cógela.

-Pesa.

-Yo me siento aquí abuelita, y tú aquí. Qué ricas. ¿Quieres? Me gustan porque están saladitas. ¿Quieres?

-Mira, mamá saliendo del cole. Como tú. El mismo cole.

-Papá montado en una barca.

-¿Te acuerdas de esta? Es una de tus favoritas.

-Porque se besan.

-Y esta. En la nieve.

-Ahí sales tú.

-Nunca había visto la nieve ¿sabes?

-Abuelita...

-¿Sí?

-¿Por qué mamá nunca se quitaba el pañuelo?

-Si sigues comiendo palomitas no vas a cenar.

-Tía Bed me ha dicho que papá era el mejor piloto que había en el mundo. ¿De verdad abuelita?

-Claro hija, el mejor. Hasta tenía una medalla. ¿Sabes que le estaba diciendo a tu madre? “Iré contigo a cualquier parte”.

-Abuelita...

-¿Sí?

-Creo que mi muñeca está embarazada.

-Ah...

-Cuando sea mayor también quiero quedarme embarazada.

-¿Y para qué?

-Para tener un bebé abuelita. Qué tonta. Uno mío. Y la acunaré y le pondré vestiditos rosas con lacitos y la peinaré y...

-¿Y cómo sabes que será una niña?

-Porque cuando le mandas la carta a la cigüeña se lo dices: quiero una niña, así y así y así. Abuelita abuelita...

-Bueno. ¿Y cómo vas a llamarla?

-La Belle. La Belle Montenegro.



fin.