24 de marzo de 2013

Verter el contenido dentro del cerebro y llevar a ebullición


La manzana de Eva: la manzana de Newton; la gran manzana,
la de Guillermo; Blancanieves; la manzana podrida,
la del Appel Store; la que mató a Turing,
y sin embargo,
tu boca.

Ni más luz que en tus ojos.
Ni la rosa más roja, tú, toda en canal, abierta tú,
al hábito de arder,
y caer deshabitada sobre el pecho, mi pecho, casi muerta,
tú,
y la saliva.