27 de abril de 2013

El umbral


Que fuera porcelana y pudiera romperme en mil pedazos,
si vuelves a gritarme, imagina, qué estropicio,
todo inundado de cristales,
y tú descalzo.