3 de abril de 2013

Mi novia no quiere comerme la polla


-¿Y cómo es normal?

-Así.

-Todo el tiempo encima. Vaya. A mí me encanta el tetris. Qué pena. ¿Lo sabías? ¿Me puedo correr en tus tetas?

-Qué asco. No.

-Me aburro. ¿Y de comerte el coño? Ya. Qué asco.

-¿Me estás llamando anticuada?

-No cariño. Hay a quien le gusta el rosa y a quien le gusta el azul. No te preocupes.

-Te he decepcionado.

-Simplemente me encanta que me coman la polla.
Me corro...uf...lo siento, te he puesto la barriga perdida...Mira lo que hago.

-Guarro. ¿Pero cómo puedes chupar eso?

-Es sólo la punta del dedo. ¿Ves? Nadie se muere por probar un poco de semen. Casi no sabe a nada.

-Que no.