25 de abril de 2013

The key


Me llamo Amalio Santa Rosa y he estado treinta y un años en coma.
Mi novia era rubia.
Yo tenía un perro.
Se llamaba Walter
-porque se parecía a Walter Matthau-.

Mi madre ha muerto.

Me perdí el estreno de Blade Runner.

La caída del muro.

Más de trescientas lunas llenas llenas.
Los grillos.
El fin del milenio.

Antes los coches no hablaban.
Ni las máquinas de tabaco.
Hoy he visto un anuncio de perfumes franceses,
donde salía una pantera,
diciendo “Je veux”.

Los locos son los mismos.
La metralla, el azufre, las licencias de armas.
Hay más banderas.
Más sitios en el mapa donde poner el dedo.
Más pequeños.

Me gustaba matar moscas con un trapo.
Jugar al monopoly.
Resolver enigmas...
¿Quién es el tipo del espejo?

Plutón ya ni siquiera es un planeta.


Para que existas...