22 de julio de 2013

Me he gastado una pasta en el psicólogo


¿Qué eres que me pleno?
Tan sólida tú y tan convincente
como un árbol en mitad de la autopista.
¿De dónde floras?
¿Nos conocemos?
No te vi en el infierno.
Tampoco tienes alas.
Ni veo branquias.
¿Hablas mi idioma,
o en serio que el amor llevaba fresas y azúcar en el borde?
¿Y cómo flotas?
¿Y por qué comes sólo regaliz?

Ya me imagino, que tan lejos, sea en la palma de tus manos.