4 de agosto de 2013

Matemáticas puras


Follar contigo es como estar flotando en un charquito,
mientras las hojas caen de los árboles:
“ -Mi hombre...
-Mi perra...”.
No hay nada oscuro, si no praderas y manadas de búfalos,
no hay,
rincones en nosotros.

Y yo llenando tu vientre de relámpagos.
Y tú vaciando de vida mis pulmones.
Y morir sobre sábanas azules.
Boca arriba.
Despellejados.

Y después tu risa.
Tan ancha.
Tan cierta.
Porque has visto tejer en el techo a una arañita,
con h intercalada la palabra amor.