7 de noviembre de 2013

Día de compras


Mientras atardece otro día más en Ukabuca...


...los tréboles se comen el jardín...



Hoy hemos estado de compras. Esto, por ejemplo, es una luz de follar con forma de bailarina. A Coliflor le da vergüenza porque dice que hay que ver las cosas que tiene que ver con lo chica que es y que seguro que de mayor va a ser muy puta.


Y esto una pizarra para recordar cosas. Me ha costado tres flores de Perseo, pero merece la pena.


No sabemos muy bien para qué sirve; pero nos gusta, y lo vamos a plantar a ver qué frutos da.


 Esta es una tienda donde venden latas de los sueños. Se sueña, y se guarda dentro. 


También compramos una marioneta.
Yo quería un pato.


 Había hadas. Pero se escapan en cuanto ven una ventana


 Especias...


 Cuadernos...


Chicles...

A Coliflor se le antojó la arena de la playa. Diez mil quinientas toneladas. Lo envolvieron todo en una caja con lacito y me la pusieron en los brazos.


 Esto es un poltergeist. Le encantan.


Yo compré la sombra de este árbol. También se me antojó.


Y esta es la terrible máquina infernal. La probamos. No nos gustó. Da mareos y casi te meas encima.


Y esto un barco que nos regalaron por comprar...


 ...corazones de papel de aluminio para adornar las cucharillas de café.


No hay comentarios:

Publicar un comentario