29 de julio de 2014

Dar cera, pulir cera


Hermano hombre:
Todas estas cicatrices no son por casualidad.
Yo también era un cazador.
Pero no cambiaría ni una sola de estas llagas
por un palco de honor en un sofá,
junto a alguien que jamás, se hubiera defendido con los dientes,
como un animal de mí.
De las veces que no, de las que nadie, de que ni aún, de que tampoco.
De esperar.
El milagro de su nombre otra vez en mi boca.
Cada día.
Mis manos de antes. Llenas. Limpias.
Cada día.
Los besos. De entonces. Los de verdad.
Con los ojos cerrados.
Sin el suelo en los pies. Cada día.

Que no se hubiera roto de caer.
De los pañuelos blancos, las estaciones, los barcos.
De olvidar.
De enterrarme.
De nunca más.

Mirad estas heridas.
Son lo más hermoso que poseo.
Las guardo como se guarda una medalla.
Sobre mi piel, tatuadas como el mapa de un tesoro.
Para que nunca se me olvide que el amor,
era más grande que mis buenas intenciones.
Que una noche de grillos es mejor que ir a la ópera.
Que en las luces de las velas, hay bailarinas de ballet.
Que el camino siempre es largo.
Que todos los días, hay que mover montañas.
Que los platos no se rompen solos.
Que el ojo en la bala.
Que las jaulas matan.
Que si el tiempo pasa, es porque no se han detenido los relojes.
Y deberían.
Cada día.
Con la mujer que cada uno va diciendo por ahí, que es suya.
La de un cajón lleno de lunas para qué,
si lo único que quería de ti,
era una sonrisa.

Ahora vivo desarmado como una puerta abierta y tengo un huerto,
donde siembro, una flor para su pelo, y cada noche, de cada día
acabamos sentados en el porche fumando la pipa de la paz.
Mirando al infinito y más allá, mientras ella me pregunta, al oído,
dónde he aprendido a amar así.



5 comentarios:

  1. Cierto, una noche de grillos es mejor que ir a la opera!
    Y leerte también.
    :)
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi próximo tatuaje dice: "Se fiel a tus sueños".
      Besitos.

      Eliminar
  2. humillo todos mis insomnios, cuando te leo... me vences, me tiras al suelo, a escopetazos, a jugo de estrella, me arrinconas, me descalzas, me desabrigas, me sometes.... me inyectas la canción sin lugar a la revancha, tú Billy, tus poemas, le dicen a un cadáver descompuesto que la muerte no existe y vuelven los gusanos, a devolver la carne y se levanta como un rayo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo qué te digo ahora? Gracias por estar Mareva. Besitos.

      Eliminar
  3. Yo diría que el amor es más pequeño que mis malas intenciones y ella siempre pregunta que no entiende mis intenciones...

    ResponderEliminar