21 de octubre de 2014

Cada vez que


Hay una parte de mí que hasta entiende por qué te compartas así. Y otra que lo sufre. Y ya no lo entiende. Cuanto más alborotas, menos te entiendo.
Si te faltara un brazo ¿podrías vivir? ¿Sin un ojo, sin una pierna? Aún podrías ir a la pata coja hasta Malasia o hacer malabares sencillos con naranjas y plátanos. Respirar este aire. Pero sin mí, nunca sabrías qué había dentro de las nubes. El amor es cosa de valientes. No se salta del barco como una mala rata. No se abandona el puesto. Un capitán se hunde con su nave.

He visto en el naranjo la primera flor de azahar. Fuera. Mientras regaba de lágrimas el césped. De lágrimas por ti, como en esa canción de Luz Casal.

Si me vuelves a gritar, me moriré.


5 comentarios:

  1. El amor debería valer la alegría, no la pena ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho lo es Rita. Su no, será otra cosa.
      Besito.

      Eliminar
  2. Ese es el amor Billy, sino de qué. Que nos comprendan en los momentos más difíciles y nos abracen (si uno se deja) y nos enseñen lo que hay dentro de las nubes. Seguramente en tu jardín crecerá una flor hermosa porque esa lágrima es de dolor-amor, Nos sufrimos. ¿Quién dijo que era fácil amar?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Partiendo de la base de que el amor es una mierda, yo no lo cambiaría por nada de este mundo ni de otro.
      Escribo estos mensajes en botella para que lleguen a la orilla.
      Cuidad de las personas que amais. Ese es el mensaje.
      Besitos Sandra. Se te quiere.

      Eliminar
  3. Yo siempre se lo digo a mis ratas: soy el capitán y el mar no me permite comer queso ni escapar de los cetáceos. Pero el amor se ahuyenta como un roedor de charca y naufragio, abandonado mucho antes por sus pulgas.

    ResponderEliminar