27 de octubre de 2014

Concierto para cello y asteroide


...el viento entre las hojas de los árboles bailando una espiral
y en los zapatos de la gente, historias increíbles. Verías,
que el paisaje no es el mismo ni un segundo. Que hay flores que se abren.
Que crece un hormiguero.
Que el polvo se levanta y se vuelve a posar sobre los muebles, si vieras con mis ojos,
como detrás de las ventanas siempre hay alguien.
Haciendo las camas
levantado a los niños
pintando las paredes, llorando en la cocina.
Mirando fijamente en el espejo el primer grano.
Echando a alguien de menos.
Abrazados. Tal vez.
Intentando no caer en picado.
Jugándose la vida a cara o cruz.

Respirando.

Bacterias tan hermosas como copos de nieve,
y en cualquier charco,
barquitos veleros encallando,
si vieras,
con mis ojos que en el cuarto creciente de la luna hay un perchero,
colgarías tu pijama.
Podrías dibujar tus propias nubes en el cielo.
Tus mejores sonrisas en la cara.
Verías las raíces; los huesos; las espinas de los peces
los corazones de alcachofa
el magma.
Palpitar el amor. Por todos sitios. En todas partes.

Y entonces lo sabrías:
que la música se puede masticar.
Que las plantas te escuchan.
Que hay más colores.
Que algunos ni siquiera tienen nombre.

Y más allá, el cosmos.

Tanto espacio para jugar. Si vieras,
sobrevolar las grullas los campos de vainilla,
o cómo flotan las naranjas en mitad del océano Pacífico.
Si vieras las auroras boreales.
Si vieras Liliput, Ítaca, las manos de los jóvenes
tan limpias todavía.

Que el otro se tropieza.

Que no se busca.

Si fueras pasiflora. Si yo fuera pared. Si vieras, que de pronto,
todo era perfecto.




9 comentarios:

  1. Si vieras mi cara cada vez que te leo, es un poema.

    besos a montones

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si vieras la mía cada vez que me lees...
      Besito.

      Eliminar
  2. ...y es que ver con los ojos del "otro", es purititamagia.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Otro para ti Soco, huntadora de palabras.

    ResponderEliminar
  4. Toda la vida pensando que se escribía "parsiflora".
    Me falta ver auroras boreales en vivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo. Y en casa la llamo parsiflora, y se queda tan ancha.

      Eliminar
  5. El pastel sube y sube, y se nos atraganta la mantequilla de una galleta. La única forma de llegar al bizcocho es amar el horno hasta quemarnos las pupilas.

    ResponderEliminar