22 de febrero de 2015

Hace tanto que no olía el orégano...


A veces me pregunto que habrá sido de ellos.
Los echo de menos, porque en el fondo,
eran mis fantasmas.

¿Seguirá mi padre fumando allá en el cielo?
Porque mi padre fue al cielo. Estoy seguro.
No puede haber un Dios tan cabrón.

El miedo. Ese miedo. Miedo a saber la verdad.
Los espejos no pueden mentir. Lo tienen prohibido.
Se romperían.
Por eso nos escupen a la cara.
O por eso susurran, así bajito, hoy te has levantado muy bonita.
Depende de quién, se ponga delante.
Seguro que mi miedo, ese miedo,
va por ahí cerrando bares todavía, y hablando con la máquina del tabaco.

¿Que habrá sido de mí? De aquel mí.
Del asesino de guitarras.
Del hombre bisturí.
Del mercenario.

A veces me pregunto si aún le quedan lágrimas,
o se ha secado como un trozo de mierda.

A veces me pregunto si a vivir, se aprende tarde, y otras,
sólo tengo que acordarme,
de cuando lo más importante para mí, era siempre yo.




6 comentarios:

  1. Seguro que allí están fumándose las nubes y burbujas de aire.
    Los veo, a mi padre y mi hermano sentados en una mesa redonda que habrán tallado ellos mismos
    a golpe de ideas, porque se tragaron la vida de un gran sorbo.


    ¿Que habrá sido de mí? De aquel mí.
    Del asesino de guitarras.
    Del hombre bisturí.
    Del mercenario.


    Uno nunca sabe Billy. Te acuerdas de aquello el que sabe Saba.
    Si tragarse la vida o dejar que nos trague
    si beberla a sorbos o de un gran trago.
    Quien bebe mucho y deprisa cree haberse despistado en ciertas cosas
    pero ¿y quien no se las bebe?

    Que nos quiten lo bailao.

    Lo que da de sí un poema tuyo ...

    besicos


    ResponderEliminar
  2. Alcanza la vida para aprender a vivirla?... Para siquiera llegar a conocer a todos nuestros yo?...

    Musuak

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En ello estamos a sabiendas de que no.
      Lo de conocer a nuestros yos, qué te voy a decir que tú no sepas.
      ¿Y ese beso? Onomatopeyicamente hablando vendría a ser como con nata o vainilla o leche merengada o...pero qué estoy diciendo...

      Eliminar
  3. A vivir se aprende viviendo y sí, siempre uno tiene esa época en la que se es todo yo, pero cuando el yo mengua, todo lo demás crece y el orégano huele más mejor y sí tb. Tú padre está en le cielo, seguro;))

    Sigue siendo un pacer leerte hombre ex mercenario jaja ¿ mercenario tú?.. disparador de ráfagas de flores:)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ra tá tá. Qué sí coño, que hubo un tiempo, una vez, hace ya mucho...Pero ahora soy bueno como miga de pan.

      Besito María.

      Eliminar