7 de febrero de 2015

My Home


...más amor del que puedo soportar.
¿Dónde si no, me reflejo en sus ojos, dónde, dónde viviré?
Sin sus manos calientes.
Sin sus croquetas.
Eso no es vivir. Será otra cosa.

Porque somos familia.
Hermanos en esto.
Soldados.

Qué triste la vida de una rosca sin tornillo.
¿Te imaginas la vida sin volar?
¿Sin este otoño?


1 comentario: