16 de febrero de 2015

Sin pasar por la casilla de salida


Y un día te levantas y cortas a trocitos a tu hijo.
Porque “El” te lo ha dicho.
O cagas en un plato y te sientas a comer tu propia mierda.
O bajas la basura y de repente, le metes fuego al coche del vecino.
Con el vecino dentro.
Porque el mundo está podrido.
Porque tú, sí estás loco.
Te falta el cerebro. Ya no funcionas. Estás, roto.

Eso es estar loco.
Eso es mala suerte.
Eso, y decir que estás loca por mí, no es lo mismo.

Mirar las nubes es volar.
Escribir versos, tener fe.
Correr tras de los sueños es-lo debería-, lo mejor que te puede pasar.

Reventar un misil sobre Helsinki es de hijoputa.
Pegarle a una mujer de muy, de muy cobarde.
Meterte hasta la rayas de tu propia camisa hasta que olvidas
como te llamas, eso,
no es estar loco. Es lo que vales.

Cruzar océanos de amor de costa a costa.
Compartir tu bocadillo con los patos.
Buscar Nogmos debajo de las plantas del rellano.
Hablar solo en voz baja.
Dibujar, en el espejo con el dedo una sonrisa.
Guardar recortes de periódico. Coleccionar bombillas.
Hablar solo en voz alta.
Creer firmemente que a veces, eres una cajita de música.

Tampoco es estar loco. Es vivir. Como te sale de los huevos.

Ni salir corriendo de tu vida.
Ni mira a otro lado.
Ni no poder pudiendo, eso, es, mentira.

Hay gente que presume de ser bipolar.
Interesante.
Deben estar muy aburridos sin personalidad,
o es que ya se han quedado sin excusas.



7 comentarios:

  1. Billy, yo una vez tuve una compañera de piso que llegó un día llorando a casa. LLORANDO. Porque el médico no le había diagnosticado trastorno bipolar.

    La fuerza de voluntad que tuve que ejercer para no darle una buena hostia...no lo sabe nadie.

    Me estaba encantando leerte y el bipolarismo me distrajo al final...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que está de moda ser original sabes Luna. Sí que sabes.

      Besito.

      Eliminar
  2. Pues yo me quedé con la duda de si el bipolarismo fue la causa o la consecuencia de su locura.

    ResponderEliminar
  3. Mirar las nubes es volar.
    Escribir versos, tener fe.

    Y leerte, un gustazo enoorme!
    te vienes conmigo ya mismo ;))


    Un placer!

    ResponderEliminar