31 de marzo de 2015

La teoría Luca


Tenía un lunar junto a los labios, aquel casi perdido en la maleza del monte de Venus.
Tenía caderas de caballo y yo tenía una fusta hecha a mano con piel de serpiente cascabel y papel de cebolla, tenía,
perfil de artista y boca de soprano, sombra de árbol, tenía siempre,
cuando la dinamitaba los ojos cerrados
y las uñas como arañas arañando los tejados.

Una mujer de carne y hueso.
Una Carmen de Bizet o a veces la rosa de Saint- Exúpery.
Otras un fado y otras Juana, la doncella
(de Orleans) y otras la Dora de La vida es Bella.

Otras amanecía cubierta de mariposas blancas.
O era la gota que colmaba el vaso.
Pero siempre era Bossa.

Tenía todo lo que hombre podía desear pero nunca tendría.

El mundo está lleno de personas mediocres.
Mujer no era una de ellas.

De hecho a veces( otras), ni siquiera parecía una persona.



2 comentarios: