4 de abril de 2015

Un agujero negro en mi café


Amar tu cáncer y tu embolia y tu útero extinto y tu coseno.
Amar tu rastro.
Amar bonito.
Amar tu pelo blanco.
Tu plática inconexa y el brillo de la ausencia en tu memoria.
Amar tus para nada. Tu triciclo y los pájaros de tu almohada.
Amar de oído.
Amar despacio.
Amar tu hernia y amar la artoesclerosis y amar
cada uno de tus huesos y amar tus cataratas.
Amar los estorninos de la tarde. Tu colección de animalitos de cristal.
La orografía del terreno. Saberte gris. Desafinada.
Amar tus te lo dije.
Amar tu codo en las costillas y el ronquido.
Amar tus huevos fritos con patatas. Tu escarcha y Tusfístulas. Tu sombrero de copa.
Amar este siglo contigo.
Amar tan grande y tan pequeño.
Amar a oscuras.
Amar bajito.
Y amar lo pálido, el catéter, la cánula. Cada orificio. La tristeza.
Amar los No-síes y amar los por si acaso y amar los porque tú.
Amar lo podrido y lo que nunca y lo que ya,
no.
El óxido.
La sal de las mejillas.
El pan y La cebolla.
Amar el mar.

O no amar si no vamos a pasarnos
en rojo todos los semáforos.





7 comentarios:

  1. Amar amar amar
    Qué bonito eres o lo dices
    Amar letras. Amar palabras. Amar poesía hasta envidiarle.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Bueno, tengo pelo y casi todos los dientes.

    Besito.

    ResponderEliminar
  3. Amar es la clave. Lo que incluye todo lo demás. O no?

    Besos

    ResponderEliminar
  4. amarnos a bocajarro, sí

    me encantó el poema, precioso

    ResponderEliminar
  5. me he dado una vuelta por aquí, hacía tiempo...este me ha encantado, y lo he compartido por partida doble. saludos

    ResponderEliminar