20 de mayo de 2015

37 veces 37


Écoutez-moi:
hay que pintar de cal la casa,
hay que avisar al cura y podar la piedra de molino.
La alberca está llena de moscas flotando boca arriba.
Parece un fin del mundo
-acaba de pasar el hombre del trineo-; pero sólo es el principio de algo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario