6 de mayo de 2015

Paralelo 37


Digo te quiero y digo miedo,
miedo a estar solo. Solo sin ti, digo, te quiero y.
Digo: te quiero, y digo luz, toda esa luz
saliendo como el sol de una chistera, tú,
qué sabes de pirámides ¿verdad?

Sabes de sacos y de huesos; de mermelada y e ciruelas.
De atunes rojos.
Sabes del hombre y sus despojos. Sabes algo del mar,
o lo imaginas, sabes,
al menos 100.317 cosas. Coma siete. Tal vez más.

Pero no sabes una (¡¡¡Píiiiiiiiiii!!!) de piramides.

En las postrimerías del mundo, mientras tú te mecías,
yo ya escuchaba a Joe Satriani.

Cuando digo te quiero digo hambre.
Digo tus croquetas y digo TU ensalada y digo TU carne y digo masticar de una manera miserable tus entrañas y tu pellejo como un perro,
arg arg arg,
rabioso.

Cuando digo te quiero digo alzar, esta bandera.


No hay comentarios:

Publicar un comentario