17 de junio de 2015

Rewind


A veces el camino no era hacia delante.
A veces había que  volver a subir las escaleras
y llamar al timbre y cuando Anika abriera,
arrojarme en sus brazos y decirle te quiero, ¿me escuchas?, te quiero.

Nunca te vayas sin decir te quiero. 


Así era por entonces Sarajevo.


12 comentarios:

  1. eres un poeta original, leo poemas muy buenos en internet, pero nunca tan variados como los tuyos. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alex. En la variedad está el gusto dicen. Aunque la verdad es que se hace lo que se puede.

      Eliminar
  2. Eres un cielo, pero aun no te quiero ;))
    .. Si murió aquel Sarajevo,
    sieempre nos quedará París
    mi querido Humphrey Billy jaja

    Muaaaaks!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me quieras, que sale muy caro.

      Besitos María.

      Eliminar
  3. Tremendos poemas te marcas... genial este...
    Besines...

    ResponderEliminar
  4. Tienes un don, lo sabes, no?
    Besos...

    ResponderEliminar
  5. **ni por error de cálculo, un paso atrás. Nunca**

    la vista, como tactos!

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Besito P, o M, o Pila, o R. Joder, tengo que ponerte un nombre.

      Eliminar
  6. Pues sin vivir en Sarajevo mi lema es "nunca te vayas sin un beso"....por si...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por si siempre aunque vivas en Alicante.

      besitos Pseudo.

      Eliminar