2 de julio de 2015

S


Tú no lo ves; pero hay un campo de fuerza a mi alrededor de aproximadamente metro y medio de diámetro, que me protege de agresiones externas. Es infranqueable. Por eso no me pican los mosquitos ni me rondan los tiburones, y si cualquier hijo de puta se acerca con malas intenciones se activan los cinco millones de voltios y se achicharra como una polilla. ¿Qué cómo sé si es un hijoputa? Muy sencillo: gracias a otro de mis súper-poderes. El radar tiene un alcance increíble, y es capaz de detectar en un radio enorme una amenaza inminente. El campo se activa, saltan las defensas, y lo que sea, sale ardiendo y luego esparce sus cenizas al viento. Sé ven venir desde que abren la boca. 

Aunque no es perfecto al cien por cien. La versión cincuenta años aún comete errores. Ahí es cuando entro en modo de rodillas, y pido perdón y te sacudo el polvo y, bueno, la vida es dura y la gente te hace daño y yo, perdona, me equivoqué contigo y, he bajado el puente levadizo, abrázame, yo, también soy humano, necesito, cierta temperatura para sobrevivir en este planeta, ¿me perdonas? ¿me perdonas?, en fin, uno tiene que aprender a pagar los platos rotos supongo.

Otra de mis funcionalidades es esta cosa que tengo en la mano. A veces late demasiado de prisa. Como si la vida fuera a acabarse. Y otras pum, y al rato pum, así, muy lento como el paso de un gigante. Por mí, podían habérselo ahorrado; pero viene de serie. Echo de menos un reset en algún lado.

Pues con esta cosa puedo llorar y reír y ponerme a dar saltos o emborracharme hasta caer muerto o montar a caballoo o hundirme en el mar o mirar nubes o la hojita que cae de un árbol y puedo, tocarlo todo, olerlo todo, y ver por dentro de las cosas y a través y hacer pompas de jabón o comprar heroína a la vuelta de la esquina y mandarlo todo a tomar por culo o puedo estar, todo el día sonriendo porque he caído en la cuenta de que ha salido el Sol. Puedo hacer lo que quiera con él. Mientras siga latiendo. No toques. ¿lo ves? Pum pum, pum pum...que no toques.

Ser un súper-héroe es genial.Siempre puedes salvar a la chica. 

Porque yo te salvo. Soy tu Cristo y tu Buda y tu arrollo de agua. 
La ultima vez caías al vacío a una velocidad aproximada de tres lágrimas por minuto y ¿quién? Yo estaba allí para que tus sesos no se desparramaran por el suelo como un bote de pintura acrílica rojo brillante. ¿Quién lame tus heridas? Yo: SuperManolito.

Y esto tan pequeño es el cerebro. Todavía no sé qué hace. Estoy en ello.








6 comentarios:

  1. …caías al vacío a una velocidad aproximada de tres lágrimas por minuto!

    ¿Ves? Por esas frases sería una lástima que tu cerebro quedara tatuado en el asfalto.
    Es bellísima. Y yo que me sentía un mosquito (que no es lo mismo que “una mosquita muerta”)

    Besos niño Billy

    ResponderEliminar
  2. Si te pones a contar los besitos que tiene este blog alucinas. Me encanta.

    ResponderEliminar
  3. Eres tan arrebatadoramente tierno (la mayoría de las veces)... que, jo, no sé ni qué decir, además tengo un día muy tonto lo cual no ayuda.
    Pues eso, que si fuera del poema, no eres súper héroe sí eres súper tierno.
    Un besazo, hoy te has ganado uno bien grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya reputación que estoy criando.

      besito Ficticia.

      Eliminar
  4. ¿Sabes lo que ocurre cada vez que escribes lo que escribes( no todo, solo eso.Sí, eso) y te leo? sí, lo sabes, yo lo sé ... ¿lo ves? Pum pum, pum pum...que no toques ;)

    Tienes súper poderes, es verdad.


    ....!otiseB*



    *del revés tiene más valor...
    ..numismático ;)


    Aun no sabes una cosa, pero solo entre Fict y yo hemos batido dos veces el record mundial de dadoras de besos blogosféricos de toda la galaxia, así que espero que tengas super poderes para soportarnos jajaja.. A ella no que es un cielo enoorme, te encantará!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como eraaaa.....ha....sí ....Gracias!!!

      Besitos. Pa tol mundo.

      Eliminar