24 de julio de 2015

Sara, Le Fanzine nº 2


-¿Y ahora?

-Habrá que construirte una historia, Sara.

-¿Qué soy?

-Un personaje.

-¿No tienes amigos?

-Mira Sara, esto es muy fácil: yo escribo, tú eres.

-¿Y si no?

-Pues si andas tocándome las pelotas todo el tiempo cambiaré de personaje o simplemente me iré a tomar café y tal vez no vuelva nunca.

-Lo que quiere decir que valgo tanto como una mota de polvo. Que mi vida depende de ti. Que si algo no me gusta, me aguanto. Porque tú escribes. Y yo soy. ¿Sabes? Prefiero no ser.

-No puedes no ser. Ya es demasiado tarde.

-Podrías dejar de escribir. Me harías un favor. Te lo harías a ti mismo.

-¿Estás llorando?

-Eres el primer hombre que me hace llorar.

-No seré el último.

-¿Cuál es la trama? ¿Chica bonita sufre porque el amor es una mierda?

-Todavía no lo sé. Te observo. Te miro crecer. Espero.

-¿A qué? Porque tengo hambre ¿sabes? Y no veo ningún restaurante por aquí.

-Aún no estás preparada para salir ahí fuera.

-¿Sabes qué creo? Que no tienes ni puta idea de cómo sigue esto. Que puede que me mandes a la papelera de reciclaje. ¿Qué estás esperando? ¿Un milagro?

-Puede.

-Tengo hambre.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada