14 de agosto de 2015

¿Qué pasa mientras parpadeas?



Tenía en el pelo caballitos de mar y los ojos de un husky y un caudal en la sangre de peces antárticos, y en la boca:
una ciruela.
Tocaba el violoncelo en la sinfónica de mástiles de barcos amarrados al puerto;
de postre, como una hojita mecida por el viento,
se dejaba caer sobre mi pecho...Yvana...
Y oler a nardo.
Yvana...
Y morderse los labios.


2 comentarios:

  1. Me encanta esa sinfónica. A veces la escucho. Besos

    ResponderEliminar
  2. ¡Si además de música el olor es sinfónico y el perfume es armonía!

    ResponderEliminar