16 de septiembre de 2015

Marcos 10:25


Un camello ha pasado por el ojo de una aguja.
Lo he visto con mis propios ojos.
No sé qué de los átomos. En la tele.
Dios mío, ¿qué será de nosotros? ¿Quién habrá en el cielo?
¿Qué será de nosotros los pobres, los hambrientos, los últimos?

¿Dónde iremos?



7 comentarios:

  1. A ver, yo soy muy naive a pesar de mi edad, ¿Vas en serio? jajajaja. A ver si va a ser un truco tipo David Copperfield!
    Hace muchos años oí o leí que hay monjes budistas capaces de desintegrarse y volverse a integrar, pero yo no me lo creo. Ojalá inventaran el viaje en el tiempo, sería flipante.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Espera, pero, ¿cómo?, ¿qué?, ¿quién? Pero... pero... ¿Y ahora qué?
    Besito, eso sí.

    ResponderEliminar
  3. No, no lo he visto. Vivo aisladísima desde que estoy en Viena. Me pongo a ello.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es broma mujer. Quiero decir que ya casi todo es posible. Mira los drones.

      Eliminar
  4. ...a zurcir calcetines, todos los desheredados.

    ResponderEliminar