28 de octubre de 2015

(...) 4



“Me encantan los tíos que ocultan un oscuro secreto. Mírale. No levanta la cabeza de esa máquina nada más que para coger aire como un pez. Si es extraterrestre seguro que adivina el pensamiento. Y si adivina el pensamiento sabe que estoy loca por que me baje las bragas. Sí. En uno de esos moteles baratos con las paredes sucias y que huelen a rancio y a ginebra barata. Bailar Billie Jean por la calle a las tres de la mañana y que llueva. Seguro que puedes hacer que llueva. Tienes superpoderes. Eres extraterrestre, joder. Haz que llueva cabrón. Hace mucho que nadie me quiere...”

-¿Yolanda?

-¿Em?

-¿Dónde coño estás? Es la hora.

-¿La hora de qué?

-De irnos a casa. Nuestro turno ha acabado. Finito. A la mierda. ¿Pero a ti qué te pasa? Nos vemos mañana.

-Sí sí claro. Ya voy.

Sísíclaro pero se ha presentado en casa de Raúl, toc toc toc, una hora más tarde, y en cuanto Raúl ha abierto la puerta, le ha dicho: “Me gustas-y le ha besado-. Me gustas mucho y quiero morir entre tus brazos”.

A Yolanda le falta una teta. La operaron de un cáncer. Casi se murió.

Ahora hace las cosas, de otra manera.



5 comentarios:

  1. Siendo así la comprendo, es más, me parece admirable! Todas las Yolandas deberían poner un Raul en su vida ( espero sea un buen tipo, seguro que sí.. los peludos lo son, nobles como los perros;-)
    Las que tenemos dos tetas necesitamos sábanas limpias, flores y esas tonterías...y no nos está permitido correr tanto, más que nada por inexperiencia con la quimio, cirugía y radio ante un hipotético descalabre final;)

    Tienes cintura de boxeador ¡! jaja no serás marciano... aun así entiendes todos los lenguajes interplanetarios. Como Yolanda me has dejado admirada, alucinada! ;) Un besito!! .. para Yolanda otro y unas clases jajaja

    ResponderEliminar
  2. Es una de tus mejores reflexiones.
    Yo también espero que sea un buen tipo. Pero nunca sé de mí. Rezaré. A veces funciona.

    Besitos María.

    ResponderEliminar
  3. Con un solo teclado la virtualización es perfecta y somos animales que nos adaptamos a cualquier belleza. Hermosa Yolanda, paraíso de una teta, seguro que a Raúl le importa una mierda la dualidad de los sentidos o la trinidad de las sábanas, y le interesa más el epicentro de todas las cosmologías después de una buena lluvia de estrellas.

    Me gustas mucho y quiero morir entre tus nalgas (cualquier extraterrestre conoce estas palabras), a lo que cualquier mujer respondería: quiero que mis nalgas mueran donde tú mueras!!!

    ResponderEliminar
  4. "Casi se murió" suele cambiarlo casi todo.
    Besitos.

    ResponderEliminar