6 de octubre de 2015

Donde hubo


...que se podían surfear los rizos de su pelo mientras ella
-trompetas-,
se protegía de los rayos del sol bajo la sombrillita
de otro Caipirinha.
Como ir por ahí con nitroglicerina en las bolsas de la compra.
He visto a algunos hombres romperse el cuello
sólo por volverse a mirarla.
Temblar el suelo.
Y a cada paso suyo
-trompetas-,
crecer la hierba.

Ayer sopló setenta y nueve velas, y todavía se pone flores en el pelo.





15 comentarios:

  1. El mejor producto de belleza es vivir rodeada de miradas que te hacen sentir bella, lo seas o no.

    Tu chica de 79 añitos segurísimo que además de volar por los aires supermercados ;)
    Tiene alguien al lado que la mira así ...que cuida, riega y abona su belleza.

    Nadie tenemos nada,
    ...todo nos lo dan!

    Un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es como lo dices, aunque no siempre hay alguien que te riegue, más bien te tienes que gestionar.

      Besitos María.

      Eliminar
    2. .. o en su defecto, sugestionar ;)

      Eliminar
  2. En memoria de los rompecuellos y las dulces cumpleañeras... Para qué la ceremonia de soplar cuando se puede succionar???

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encanta succionar Mail. A ser posible con utensilios tales como pequeñas cucharitas de café. Lo que sea: helado, vainillas, flanes, tetas...

      Eliminar
    2. Billy, eres una refinería del protocolo y los buenos modales succionadores...

      Eliminar
  3. Respuestas
    1. Gracias Fic. Aunque prefiero el chocolate con churros.

      Besito.

      Eliminar