21 de octubre de 2015

Mi buena acción del día


Te gustaban mis manos, decías, pío, pío,
porque eran manos tuyas.
Que mi boca era tu boca. “Ja ja ja”.
Que mi cosa era tu cosa.
Que yo, todo, tenía dueña.

Te gustaba jugar a las barbies. Conmigo. Bajo las sábanas. Con una linterna.
Y mirarme el culo mientras fregaba los platos.
Te gustaba mi cara de correrme.
Te gustaba tocar, con la punta de los dedos, todas aquellas nubes.
Y gritar. Hasta que aparecían los bomberos
y apagaban aquello.

Te gustaba mi aliento cerca tuyo
preguntándote dónde vas tan guapa,
con ese pijama de ositos.
Yo quería comerte.
Siempre tenía hambre.

Te gustaba llevar siempre razón.
Yqueyoteladara
-no es el título de una canción-.
Aunque no la tuvieras.

A mí, me gustaba verte sana y salva en tu lado de la cama,
soñando con tus cosas de mujer Unicornio.





16 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Genial es que el verdadero fruto de escribir seáis vosotros.

      Eliminar
  2. Tu buena acción del día, es ...¡¡¡verdad!!! jaja

    ¡Un mensaje en una botella! ¡aquí! Mmm ...

    Es muuuy güenísimo, gracias ! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ERES, quise decir... güenísimo, lo escrito tb lo ES, claro, sí...¡ como siempre ! tiene razón IMa.

      Eliminar
    2. Ay ay ay...Qué loquita estás.

      Sacos de besitos.

      Eliminar
  3. ¿Cómo logras encontrar siempre la dosis exacta de azúcar?
    Besitos, muchos.

    ResponderEliminar
  4. Ummmmmmmm.....

    .... no está mal. Pero yo creo que lo podrías mejorar.

    Jajajajajajajajaajaja, es que lo del cabrón y el azúcar me ha podido.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En eso estamos. Cada día. Y así seguiré, intentándolo.

      Besito.

      No sé si es el primero.

      Eliminar
  5. una poesía diferente, estoy enganchado. me leeré "De entre las Grietas", no sé cuándo, pero me lo leeré. un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, De entre las grietas ya te ha leído a ti.

      Abrazos Alex.

      Eliminar
  6. Me enamoran tus poemas. Puritita verdad, Billy.

    Cariños

    ResponderEliminar
  7. Entonces ya puedo dormir tranquilo por la noches Soco.

    Beitos.

    ResponderEliminar
  8. Casi me corro como un friegaplatos o un lavavajillas, he tenido que contenerme entre cuchara y tazón imaginándome en el fregado con ojos de alcantarilla e impudicia de fregona. ¡Oh, cómo me gustan los unicornios con guantes de goma en un fregadero, una Barbie o un osito en pijama de niña flaca y todas las linternas aleccionando a los platos con viva frescura!

    ResponderEliminar