19 de noviembre de 2015

Jolie


Durante aquel período de mi vida seguía las señales al pie de la letra y con un cigarro colgando de los labios. Podían aparecer en cualquier sitio: en el lunar de una muchacha o en la pata de una mesa. Las había por todos los lados. Y si no, las inventaba.
Los 7 por ejemplo. El de la habitación de hotel; en el jersey de un estudiante; el carenado de una motocicleta. Un 7 era algo así como, todo va bien, no te preocupes, donde menos te lo esperas, salta la liebre.
Dos sietes era algo estupendo. Solían ir juntos de la mano en los billetes de lotería o en los números de teléfono, y ese día cabía esperar algo magnífico para un hombre de a pie.
Sin embargo los tres sietes eran sin duda la guinda de un pastel de crema y nueces y esa cosa de fresa que le ponen por arriba, o que los acontecimientos podían caer del cielo en forma de mismísimo Maná, o simplemente, algo gordo estaba a punto de ocurrir.
Intentaba no hacer mucho caso a las matrículas de cuatro sietes, por si uno fuera a romperse de ser tan feliz.

También me detenía a escuchar a las chicas de los anuncios en las paradas de autobús, bajo la lluvia, tan solas, tan olvidadas, con esos ojitos de estar deseando que alguien les contará cómo era el mar.

O iba detrás de las canciones que salían de un balcón o hablaba con los maniquíes de los escaparates o me metía dentro del estanque y daba de comer a los cisnes del parque o hacia caso a las señales de tráfico y giraba a izquierda o derecha o yo qué sé hasta acabar de nuevo en el mismo lugar. Pero entonces veía en el suelo un papelito y me agachaba y lo leía y, aunque fuera una lista de la compra, siempre se podía aprovechar alguna palabra.
Creía en aquel rastro y lo seguía aunque hubiera de por medio un océano.
Otras veces terminaba en mitad del desierto.

Lo más curioso era, que me había convertido en un gran explorador; pero no tenía ni idea de qué estaba buscando.



11 comentarios:

  1. Predisposición y condicionado y sí buscabas la suerte y la encontrabas y hasta quien abre los ojos a las señales esta atento a ver todo lo que desea ver.

    Besitos Billy

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se trata de no abrir los ojos y señalar al culpable que es "Billy" si te estrellas con un número primo.

      Eliminar
    2. O auto abastecerse, diría yo.

      Besitos Sandara.

      Eliminar
  2. Asi soy...Sé donde no quiero ir...donde no quiero volver.
    Me cuesta estarme...pq siempre quiero irme

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El evadido de la evasión en la evasiva, siempre sustancia de lo etéreo.

      Eliminar
    2. Un día te vas a querer quedar. En algún sitio.

      Besitos Fer.

      Eliminar
  3. A mi me ocurre aun hoy…solo q sin cigarro ( hace año y pico q dejé de fumar;) solo q mis señales nunca fueron numéricas, soy opaca para la abstracción numérica… necesito ver señales si estoy en una encrucijada o enmarañada conmigo misma ( muy habitualmente ) al final, siempre espero que suceda algo por absurdo q sea para decidirme, a veces el hecho de que no suceda nada tb lo convierto en una señal jaja de hecho me he construido mi propia teoría aleatoria para consolarme pase lo que pase. Es infalible, te la regalo:“… Si tiene que ser, será y…
    Si no es, es porque lo mejor que puede sucederme es q no sea...”

    Un besito q los astros te sean propicios y...mucha mierda hoy! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pareces feliz. A pesar de de y de seguramente. De lo cual me alegro.

      Besito.

      Eliminar
  4. Está claro que buscamos la señales (marianas), el mar debajo de las faldas y la matrícula de un parachoques trasero (qué no me rayen el guardabarros!!!). ¿Leer en los números la probabilidad de algo no casual, la revelación de lo invisible? ¿Será o habrá sido con anterioridad, o es cualquier posibilidad un sinnúmero? Pero, tenemos que determinarnos y en ese "Si tiene que ser, será y…", también nos estamos definiendo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora hago como que no veo nada o miro a otro lado, no vaya a ser que termine en Australia,

      Eliminar
    2. Puedes mirar, ¿qué es la indecencia sin ojos y la boca sin gula o verborrea?

      Eliminar