19 de diciembre de 2015

Poema de amor para mí mismo



Si me muero mañana, amor, quiero que me entierres debajo del manzano,
¿me lo prometes?
Quiero que seas sincera como el día que te pregunté si yo era guapo.
Te quedaste callada. Callada y nerudiense.

Quiero que escuches a los árboles.
Mañana. Cuando sea
que yo ya yo no esté.¿Me lo prometes?

Cómo se mecen, en el viento mis yo también te echo de menos.

Puedes venir a verme cuando quieras. Como tal vez los pájaros,

que mañana se posaran a besarse otra vez entre mis ramas.











7 comentarios:

  1. ¡Muy bueno!, esto requiere una contraofensiva (justo cuando estaba escuchando a extremoduro y una canción muy "puta").

    ResponderEliminar
  2. Es precioso Billy. Buscaba otra cosa que decir pero todo me quedaba muy ñoño. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque no digas nada se te entiende todo.

      Besito.

      Eliminar
  3. Callada y Nerudiense. ¿te das cuenta que grande?

    La idea del árbol. Sabes que ya lo somos. Nuestros pies las raíces, las piernas el tronco y las ramas
    Los brazos...
    Yo tuve un eucalipto en mi vida
    Me acompañó en mi infancia.
    Quien sabe
    Tal vez fuese algún antepasado mio
    Yo será jacaranda de flores violetas
    Lo sé.

    Es bellísima este poema. Tan grande en su sencillez.

    Feliz domingo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz vida Sandara. Seguro que te lo curras.

      Besito.

      Eliminar