16 de diciembre de 2015

Sexo oral



Escucho a Police mientras te como el coño. A ti te gusta algo más romántico; como oír mi lengua arrastrarse por lo húmedo y, esos ruiditos que hago con la boca, dices tú, como si me estuviera comiendo la guinda de un pastel o le estuviera dando el primer mordisco a una manzana o cerrara los ojos y chupara un helado. Te gusta y me acaricias la cabeza y con la punta de los dedos, me dices que me quieres. Aunque seas más lista que yo, más guapa que yo, más todo que yo, dices, que me quieres. Bajo tu responsabilidad, obviamente. Y es nuestro momento. Sin pañales que cambiar ni perros que sacar a hacer sus cosas ni conspiraciones farmacéuticas o tsunamis o accidentes mortales a 180 termómetros por hora ni facturas de la luz que nadie entiende ni, políticos corruptos ni torres gemelas ni... Sólo tú y yo y las gotas de sudor por la frente.
Si cayera un obús a nuestro lado, ¿saldrías corriendo? Yo no. Me quedaría, porque no imagino otro lugar mejor para morir, que tu coño bonito. Que tu dentro. Lo más cerca posible. Lo más número primo. ¿Imaginas La Piedad de Miguel Ángel estallando en minúsculos trocitos. Pues contigo. Y unirnos al Cosmos otra vez, para otra cosa, como motas, de polvo totalmente útiles y valiosas. Morir de donde vengo. Aquí, en tu coño bonito a salvo de los depredadores y las ráfagas del viento.

Tú, tan de nadie, abierta en canal de Panamá toda para mí, qué tonta, como un regalo el día de Reyes. Como una ofrenda del Olimpo. Como el gordo de la lotería. Como una isla desierta donde huir o la mismísima lámpara de Aladino. Tú, que cuando creo que ya me has dado todo, te abres de piernas.





9 comentarios:

  1. El gordo de la lotería también se escarrancha en canal, pero sus ofrendas asustan a los Reyes y a los mismos Dioses del Olimpo, todo porque quiere escuchar a Police mientras se come el polo de Apolo.
    ¿Qué ocurre cuando te abres de piernas y nadie quiere frotar la lámpara de Aladino?

    ResponderEliminar
  2. Cómo coño lo haces? puedes meter el coño que quieras que luego lo adornas de tal manera que embelleces al más horrendo de los ogros.
    Venga te dejo un chiste mu mal... hablando de coños

    Dice...
    ¿de dónde vienes con esas mallas?
    -de aerobic
    -que coñazo
    -a mi me divierte
    -no me has entendido...

    ya ya es mu malooooo

    besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las mallas le dan forma a la exageración... Hablar de coños es embellecer la lengua.

      Eliminar
    2. Porque le pongo mucho amor.

      ¿Habéis pedido pizza?

      Eliminar