17 de diciembre de 2015

Star Wars



Muchas de ellas no existen; sin embargo, te gustaría estar allí, en aquella estrella. La azul. La que tilila. Tan alto. Tan lejos. De todo. De tu puto jefe y de las seis de la mañana y de las sillas que cojean y el rojo escritorio en los ojos y una mierda de sueldo a fin de mes y el frigorífico temblando de vacío y las noches en vela sin dormir porque Mario te ha dejado. Por otra. Más joven. Con un culo nuevo y toda esa inocencia por malgastar. ¿Por qué es todo tan difícil?

Y sabes que no existen pero te da igual, te quedas, mirándolas como si no tuvieras otra cosa en la vida que hacer que observar cómo brillan, mientras en la ventana del piso de enfrente los vecinos discuten como berracos, porque ella quiere un traje que ha visto en no sé dónde y que cuesta demasiado, todo cuesta demasiado, todo es, tan difícil.

Y a cinco manzanas, mientras tú sueñas una vida mejor, a Marisol le están metiendo 25 puñaladas porque la cena se ha quemado. Y se ha quedado como rota en mitad de la cocina, desaliñada y torcida, cómo si le hubiera pasado un meteorito por encima.

Hay un sitio en Helsinki ahora mismo, donde a Rachel le están dando el primer beso. Tan pequeño. Tan limpio. Ya pronto se pasan el chicle de una boca a la otra, ya mismo, de la mano al cine, y todo, porque Rachel ha visto pasar una estrella fugaz.

O alguien le pone tu nombre a una luna.
O un satélite se acerca y te invita a un café. Porque eres muy guapa. Porque hoy estás divina.

Son preciosas.

Tan inalcanzables.



5 comentarios:

  1. Ya vives en la estrella azul, despistadillo!
    Desde lejos, la Tierra se ve como una increíble estrella azul;)

    Todo es tan difícil, no! Nosotros lo hacemos difícil o nos lo ponen difícil, otros. Hasta nos matan, otros. Vivir es extremadamente fácil en realidad. Respirar, beber, comer de vez en cuando y calor… humano o perruno o de lo que sea, depende gustos… lo demás, superfluo!

    Cuando era peque pensaba que las estrellas eran ojos. Estaba convencida que Dios era todo ojos ;) Soy de las idiotas que he intentado contarlas y no una vez, muchas jaja palabra! Meeencaantan. Mi sueño es morirme una noche de verano con el cielo cuajado de estrellas sobre la hierba y ¿sabes por qué? Mirando las estrellas no sientes miedo, es imposible sentirse solo. Son las únicas q sieempre están ahí, incluso cuando ya no existen aquí ( tienes razón;) las seguimos viendo… a ellas no, lo que de ellas nos refleja la luz del sol.

    Precioso. Mucho, muchísimo!
    Dulces sueños, seguro estás en ellos ...;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Preciosa tú, que siempre andas brillando.

      besitos.

      Eliminar
  2. ¡Dios, ojos compuestos!
    ¡Billy, no hace falta una guerra para estrellarse en el beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mail, no hace falta una guerra para nada, que no sea interior.

      Eliminar
  3. Ainsssss....se me había olvidado lo de pasrse el chicle.

    ResponderEliminar