7 de enero de 2016

El humo del cigarro se engancha como una culebra a lo brazos de las lámparas.


Te vi los ojos mar y eran oscuros. Otra vez.
Caí a tu orilla muerto, mientras la barca con su nombre se estrellaba
contra la puta realidad.

Pero amor es todo aquello que tocas con tus manos.
Te he vencido.
Y ya no necesito ningún mapa del mundo.

O mi pez naranja no habla. Yo, imagino que habla
porque quiero escuchar cosas bonitas: tranquilo hombre
todo
va
bien.

Vete a la mierda Zaratustra, el amor duele; la vida duele, nada, nunca, es justo.

Sólo eres un pez.

Te he vencido. La biblia era mentira; el Kamasutra
la temporada otoño-invierno, los robots de cocina, todo
era mentira menos yo, yo siempre estuve ahí.
Lo demás sólo giraba como gira una moneda de cincuenta centavos
sobre el mostrador de una tienda de juguetes.

No necesito un equilibrio.
Me basta con el caos, con la avalancha, me basta
con los bosques y los ríos y las ranas. Con los sioux. Con las toallas.
Me basta con tanto y con tan poco y me sobra casi todo.
Te he vencido.

Porque he dejado de hacerme preguntas estúpidas.
Porque el tiempo se acaba.

Mientras respire, todo está a punto de ocurrir.



12 comentarios:

  1. Zaratustra, ojo naranja, casi bermellón, se escurre como un pez de salmuera... Has vencido porque has profundizado, porque lo que tiene que ocurrir acaba por encontrarnos y la moneda de cincuenta centavos sigue girando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Profundizo porque no puedo evitarlo. Por mí, sería tan banal como un hueso de aceituna en el suelo de un bar.

      Eliminar
    2. Ser hueso de aceituna tampoco es fácil de evitar!!!

      Eliminar
  2. ¿ y si lo ponemos unas horitas en remojo, que se macere...?
    no sé

    ResponderEliminar
  3. Como siempre, alucinante leerte...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es alucinante porque hay gente como tú que canaliza. Si no sería sólo un papel en un cajón.

      Eliminar
  4. Soy la silenciosa que siempre pasa de puntillas y se va sin decir nada porque no se me ocurre que decir antes lo que leo aquí... hoy no me da la gana marcharme en silencio, eres un puto crack, así a lo bestia... es fantástico venir hasta aquí a leerte... Mi admiración...
    Besines...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues me haces un hombre vaya, yo que creí que esto no servía para nada...

      Eliminar
  5. Coño.
    Gracias por existir y hacerme *más pedazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Sandrah. Uno se alegra de ser útil.

      Eliminar
    2. De nada Sandrah. Uno se alegra de ser útil.

      Eliminar