10 de enero de 2016

Elegía leré leré


Marilú no ha vuelto-la arañita parlante-. Nunca más. La echo de menos. Con ella todo era más fácil. Me decía lo que estaba bien y estaba mal. Y lo que estaba muy mal. Y como la mitad de las veces pendía de un hilo por ahí por el techo vete a saber en que oscuros rincones, no podía matarla con una zapatilla. Lo intentaba, desde luego. De echo un día lo conseguí. Por eso no ha vuelto, aunque durante cierto tiempo creía ver su fantasma aquí o allá, depende.

Días antes habíamos tenido nuestra última conversación:

“-Te he enseñado todo lo que sé, chico. Y me apetece darme una vuelta por la India. Estuve allí cuando Ghandi lo cambió todo. Hay unas moscas gordísimas rondando el culo de las vacas. Ghandi no era como dicen por cierto. Pero nadie es perfecto. Así que no lo intentes. No intentes ser perfecto. O lo fastidiarás todo. Tengo que irme. ¿No vas a decir nada?”

No.

Supongo que estaba distraída. Fue un golpe seco. No sentí nada. Ni siquiera parpadeé.

Pero a los pocos días empecé a darme cuenta de que faltaba algo en la casa.

De eso hace mucho. Pero todavía cuando no sé que hacer o tengo que tomar alguna decisión importante, me gustaría escuchar su voz de arañita escupiéndome a la cara la puta verdad. Me dolía. Pero tomaba decisiones acertadas. Y eso era bueno. Que a veces también dolían. Y eso era malo; nadie es perfecto. Aunque siempre era mejor que sentirte culpable el resto de la vida.


No sé si hay un cielo para las arañitas parlantes. Me gustaría. Y que Marilú me estuviera viendo y que frotándose las patitas, dijera aquello de “ ¿a quién vas a engañar, muchacho? A mí no, desde luego.”




9 comentarios:

  1. jaja sí, se te nota tristísimo con su muerte! lere leré jaja ...lo tuyo no son lágrimas de cocodrilo son .... melones de Villaconejo jaja en fin ...

    ...Tas seguro?... ¿Te fijaste bien en su filiación política? ¿era arañita arañita? o ¿arañi-gato? xq si fuera así le quedan aun 5 vidas, tú.. ¡so energúmeno! jaja la has matado ¡¡dos veces sin contemplaciones!! seraaasss ( y eso q a mi las arañas me matan de asco;) siendo así ¿cómo iba a tener respeto por Gandhi? Se habrá vuelto una arañigato belicista partida d risa con sus ocho patitas arriba viéndote soltar besitos aquí y allá .. no creo q te supusiera con intenciones de engañar a nadie, sabe q eres un buen chico (esas cosas se saben ;) seguro te diría eso d solve et repete (como hacienda) .. o lo q es lo mismo, come moscas, calla y luego .. q protesten ;)

    jaja vaya noche de bichos llevamos y eso es cosa de RAUL que es el bichólogo oficial de esta casa jaja ( es q tb hablamos de bichos en casa de SANDRA) en fin bichito, tú se bueno y atízale duro a esa arañitaaaaaa d mi parte por favooorrr ...dile q vuelva reencarnada en ...¿Te vale ranita por ejemplo? ;) si no vuelve yo te hago de parlanchina, para consejera mejor q te haga SANDRA, es de fiar y se le da de maravilla.. fíchala! ;) MuaaaaaksS!



    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocías a Marilú? Muy mal. Sien ella yo no hubiera llegado hasta aquí. Ya no la necesito. Como tantas cosas. Pero la echó de menos.

      Eliminar
    2. No tuve el gusto lo siento, no me trato con arañas, pero ...
      ¿Por qué vas a echar de menos algo que no necesitas?
      Siento darte un disgusto pero todo lo que echamos
      de menos es porque nunca ha estado de más ...
      Despejando la ecuación ya sabes el resultado.

      Es dura la verdad ;)


      No soy yo... lo juro! es la araña MARILÚ que me hace decir estas cosas jaja sácamelaaaaaaa por favooooorrrrr .....!!!! ;)




      Eliminar
  2. Muy buen relato. Y triste a la par que gracioso.
    Óptimo.

    Te dejo esto, a cambio;)

    "entre sus manos existen arañas virtuales
    que tejen su corazón
    la inexistencia es su mayor logro
    el desequilibrio entre lo real y lo irreal
    la convergencia del alma y la soledad
    el destierro de las musas
    anoréxicas y tendentes a hacerse las heroínas
    en un hueco de la oscuridad
    el misterio de lo maleable de la mente
    hasta la locura
    el laberinto sin salida
    de puertas abiertas
    la política
    la cultura
    el control dentro y fuera de tu sangre
    apretando con fuerza el torniquete
    para no desangrarte a destiempo
    la obsesión con los espejos
    la teoría cuántica de tu existencia
    la debilidad de lo fuerte
    cuando habita en un perímetro
    que desaparece con pulsar enter
    la patología de la decadencia en diferido
    la necesidad de existir en la virtualidad de los demás
    agónicos y miserables
    antropófagos de sí mismos
    esperando desaparecer en una isla desierta
    reunión de suicidas al calor de una mesa camilla
    espantando el frío a puñaladas
    suturando las cicatrices crónicas
    antes que lo que queda de alma
    se reinvente
    tras la carta de ajuste
    atrapada tras la pantalla del movil
    inquietante dispositivo
    donde sentirse de hielo
    sms tras sms
    señales de humo
    achicharrándote en alguna parte
    de un universo puesto en duda
    por los dioses
    egos expandidos
    en la miserias del presentes
    deshumanizados
    y temerosos
    del
    apagón general"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio por tu aporte.la era digital no deshumaniza más que cualquier guerra. El mundo siempre está en continuo cambio. Lo único que parece no cambiar somos nosotros.

      Eliminar
  3. El paraíso de una dama, si pone allí su tela, en el culo de una vaca anoréxica lleno de moscardones chupa sangre. Hay un tipo de tábano que deja a sus crías dentro de la res, y sus pupas parasitarias van devorando la carne debajo de la piel... ¿Duda y decisión? Si los Dioses dubitativos nos gobiernan puede que no acierten con sus preceptos, pero esto no los exonera ni redime.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No estaría de más un Dios al que echarle mano de vez en cuando. O un genio de lámpara.

      Eliminar
    2. En ese caso sería mejor una Diosa a la que meterle mano, mientras el gemido frota la lámpara de los deseos...

      Eliminar
  4. Es lo que tiene la voz de la conciencia... se la odia muchas veces y dan ganas de estrangularla, pero se la necesita tanto...
    Besitos

    ResponderEliminar